Uno de los días más especiales en la vida de una pareja es el día de la boda. La alegría y la magia del amor flotan en el aire. Invitados y anfitriones comparten un día muy esperado y especial que recordarán con el paso de los años. Es una celebración llena de alegría, ilusión y reencuentros.

 

Durante el momento de la unión se encuentran delante de un maestro de ceremonias que toma el ritmo del servicio así pues, ¿qué mejor que disfrutar de uno diferente durante el convite? En la agencia de magia Tumago, liderada por Carlos Fortuna, se ofrece la posibilidad de deleitarse con un anfitrión diferente que les brindará un recuerdo mágico e inolvidable.

 

bodas magia

 

Entre magia y humor, ambas enfocadas y dirigidas tanto a grandes como a pequeños, se gozará de una gran velada donde los asistentes quedarán boquiabiertos. A petición de los novios se procederá a explicar su historia de amor mediante magia: “dónde se conocieron”, “cómo se conocieron” “qué les gusta el uno del otro”…

 

En el salón, los novios serán los encargados de ayudar al mago a efectuar los trucos. Como buenos protagonistas deben estar presentes en todo momento. Además, podrán escoger algunos de los invitados para que también participen en este acto y así poder ofrecerles un recuerdo único y mágico.

 

Al finalizar la actuación, el mago hará aparecer un pergamino para que uno de los invitados pueda dedicar unas bonitas palabras a la pareja. Culminando así, el espectáculo de manera íntima y especial.

 

Las actuaciones son personalizadas siguiendo los gustos y pautas pactadas con los novios. Esta es una de las particularidades de la agencia Tumago, que sabe la importancia que tiene estos actos y quieren ofrecer un servicio especial y único para cada usuario. Valoran la creación de un momento único e irrepetible por eso ofrecen la oportunidad de gozar de una mago para bodas, el perfecto anfitrión.

 

Los precios son asequibles y dependen de la antelación –3 meses antes aproximadamente–. Además pueden contratarse servicios externos como hacer que el mago deleite a los asistentes con un recuerdo inolvidable mediante magia. O, también, la reproducción de un vídeo de plano cenital donde –con la cámara perpendicular al suelo– se explica la historia de amor de la pareja mediante magia de cerca. La duración aproximada es de 2 – 3 minutos.

Deje un comentario